logotiopo-negro
Estamos encantados de atenderle
+34 959 523 524

Nuestro blog

¿Cómo contratar a un trabajador extranjero en España?

Si tu empresa está considerando contratar a un trabajador extranjero en España, es importante que conozcas las diferencias entre contratar a un extranjero comunitario o no comunitario. La reciente reforma al reglamento de Extranjería ha introducido cambios significativos en este aspecto. El objetivo de estas modificaciones es facilitar la contratación en los países de origen y regularizar la situación de los trabajadores extranjeros en nuestro país. En este artículo, los expertos de CE Consulting te brindarán toda la información necesaria para contratar exitosamente a un trabajador extranjero no comunitario dentro de la legalidad vigente.

Diferencias entre ciudadanos comunitarios y no comunitarios

En primer lugar, es importante entender las diferencias entre la contratación de ciudadanos comunitarios y no comunitarios. Los ciudadanos comunitarios son aquellos que pertenecen a la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo o Suiza. Para ellos, el proceso de contratación es similar al de los ciudadanos españoles, ya que gozan de las mismas condiciones y derechos.

Sin embargo, la contratación de trabajadores extranjeros no comunitarios puede resultar más compleja. Por esta razón, es fundamental que los responsables de Recursos Humanos estén familiarizados con los procedimientos y requisitos específicos.

Situaciones posibles para extranjeros no comunitarios

Los trabajadores extranjeros no comunitarios que deseen trabajar en España deben obtener una autorización de residencia y trabajo.

Las condiciones de contratación varían según la situación en la que se encuentre el trabajador. A continuación, se presentan las posibles situaciones:

  1. Extranjeros con permiso de residencia temporal por estudios o becas La reforma de la ley de Extranjería permite a aquellos que poseen este permiso trabajar por cuenta propia o ajena, siempre que sea compatible y sin requerir autorización previa por parte de la administración. Estos trabajadores pueden trabajar hasta un máximo de 30 horas semanales, sin restricciones geográficas, a menos que el trabajo coincida con sus horarios académicos. En ese caso, se justificará la compatibilidad en este período.
  2. Extranjeros sin permiso de residencia ni de trabajo Para los extranjeros sin permiso de residencia y trabajo, el empleador debe encargarse de tramitar dicha autorización. La reforma busca mejorar el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura, facilitando así la contratación de trabajadores extranjeros en origen. Este catálogo se revisará mensualmente para incluir los puestos de trabajo necesarios y acordes a las demandas reales del mercado laboral en España.

Funcionamiento del Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura

Para contratar a un trabajador extranjero utilizando el Catálogo de Ocupaciones, la empresa debe seguir estos pasos:

  1. Presentar la oferta de trabajo a la oficina de empleo a través del portal «Empléate». La respuesta se recibirá en un plazo máximo de 8 días desde la presentación.
  2. Después de recibir la respuesta, el empleador puede solicitar una resolución favorable si no hay candidatos disponibles parasu oferta. Esto permitirá continuar con el proceso de contratación. (Las excepciones y convenios con terceros países regirán esta situación).
  3. Extranjeros con permiso de residencia temporal y de trabajo Si el extranjero ya posee un permiso temporal de residencia y trabajo, el empleador debe asegurarse de que esté vigente. Estos permisos tienen una duración determinada y pueden requerir renovación. Algunos aspectos importantes a considerar en esta situación son:
  • Si el permiso de residencia y trabajo ha caducado, no se podrá realizar un nuevo contrato o se deberá rescindir el contrato existente. En este último caso, se debe pagar la liquidación correspondiente y la indemnización que le corresponda al trabajador. Si el trabajador presenta un comprobante de renovación en proceso, se extenderá el plazo hasta que se resuelva la renovación.
  • Para las renovaciones del permiso de residencia y trabajo, se requerirá haber trabajado al menos 3 meses en el año o mantener una relación laboral que haya dado origen al permiso, si el trabajador se encuentra afiliado activamente. En caso contrario, se exigirán 9 meses de trabajo en los últimos 12 meses estudiados.
  • Además, las renovaciones de permisos podrán ser de hasta 4 años, cumpliendo con la normativa vigente al momento de la solicitud (Artículo 72, Apartado 1).

En el caso de que el trabajador no tenga permiso de residencia y trabajo y se encuentre en su país de origen, será responsabilidad del empleador solicitar dicho permiso. Esta gestión debe realizarse en la Oficina de Extranjería de la provincia donde se llevará a cabo la actividad laboral. Esta solicitud estará condicionada a que el trabajador posteriormente obtenga el visado, llegue a España y se dé de alta en la Seguridad Social. De lo contrario, el permiso no será válido.

  1. Extranjeros con permiso de residencia de larga duración: En este caso, el individuo puede vivir y trabajar en España en condiciones equivalentes a las de los ciudadanos comunitarios y españoles.

Sanciones por incumplimiento de la normativa

Es importante tener en cuenta que contratar a un trabajador extranjero en España sin permiso de residencia y trabajo constituye una infracción grave que puede resultar en multas que van desde los 10.001€ hasta los 100.000€.

Excepciones a la obligación de obtener permiso de trabajo

Existen algunas excepciones en las cuales no es necesario obtener una autorización de trabajo para realizar una actividad lucrativa, laboral o profesional. Estas excepciones incluyen:

  • Trabajadores técnicos y científicos extranjeros invitados o contratados por el Estado, las comunidades autónomas, las universidades o los organismos dedicados a la promoción y desarrollo de la investigación.
  • Profesores, técnicos, investigadores y científicos extranjeros invitados o contratados por una universidad española.
  • Funcionarios civiles o militares de administraciones estatales extranjeras y miembros de misiones científicas internacionales.
  • Religiosos, representantes sindicales, corresponsales, artistas, técnicos y otros profesionales extranjeros del sector audiovisual.
  • Menores extranjeros no acompañados.

Autorizaciones administrativas de trabajo

Existen diferentes formas de obtener una autorización administrativa de trabajo:

  1. Gestión colectiva de contrataciones en origen: Este proceso se realiza a través del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Solo es posible cuando la situación nacional de empleo lo permita, con las excepciones introducidas en la ley y en el nuevo Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura. Esta opción se utiliza especialmente para contratar trabajadores temporales.
  2. Procedimiento general: En este caso, el empleador o el trabajador presentan la solicitud y los organismos correspondientes tramitan y resuelven el expediente, otorgando o denegando la autorización de trabajo. La decisión se basa en diversos factores, como la situación nacional de empleo y las disposiciones de la nueva ley reglamentaria publicada.
  3. Arraigo laboral y social: Esta vía excepcional permite obtener una autorización de residencia temporal que también incluye el permiso de trabajo. En este caso, no es necesario contar con un contrato de trabajo, solo se requiere haber trabajado al menos 6 meses en los últimos 2 años, o un mínimo de 30 horas semanales en esos 6 meses justificados.

El arraigo social mantiene las condiciones de la normativa anterior, pero con una modificación. Ahora, una persona puede ser contratada por tan solo 20 horas semanales si tiene a su cargo un menor, en lugar de las 30 horas semanales establecidas anteriormente.

En definitiva, contratar a un trabajador extranjero en España requiere conocer las diferencias entre los ciudadanos comunitarios y no comunitarios, así como los procedimientos y requisitos específicos para cada situación. Con la reforma al reglamento de Extranjería, se busca facilitar la contratación y regularización de los trabajadores extranjeros. Sin embargo, es crucial cumplir con la normativa vigente y realizar todos los trámites necesarios para garantizar una contratación exitosa y legalmente sólida.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Síguenos en redes sociales

Otros artículos

Te avisamos de las novedades

Suscríbete a nuestro boletin

Solo le enviaremos emails cuando publiquemos un nuevo contenido por si le interesa leerlo.

Artículos relacionados